Nada mejor para nuestros hijos que la pintura de dedos

Harta ya de tanta tecnología, que hay a nuestro alrededor, me decidí no hace mucho a que en casa solo tendríamos la justa y necesaria, no nos damos cuenta, pero la tenemos hasta en la sopa, y no conformes con ello, queremos de igual modo involucrar a los más pequeños en un mundo en el que tiempo van a tener de estar y que desde luego de momento es mejor que tengamos alejados. Parece que el entretenimiento no tiene otro nombre que videojuegos y teléfonos móviles, y que fuera de ahí nuestros hijos ya no juegan con nada. Es verdad eso de que dentro de nuestra zona de confort estamos muy a gusto y que no queremos salir por mucho más que nos lo digan, es verdad que eso de que los niños con un solo gesto de coger el videojuego estén entretenidos hace que todos queramos darse lo a la primera de cambio, pero desde luego no es lo correcto, no es la mejor opción, y debemos hacer todo lo posible para evitarlo, por ello yo os voy a aconsejar desde aquí para que consigáis esos trucos que a mí por lo menos me funcionan y que hacen que la tecnología no se convierta en la primera alternativa.
Yo la verdad es que en casa soy mucho de jugar con los niños, soy de las que se tiran al suelo cada vez que es necesario, los niños deben experimentar y descubrir un mundo desconocido para ellos, por eso que se meten en la boca todo lo que pillan por el suelo, porque es su manera de conocerlo todo. Nunca he sido partidaria de regalarles o comprarle cosas no acordes a su edad, más que nada porque no saben sacarle el máximo partido, y no me vale eso de que mi niño es muy listo seguro que lo va a aprender enseguida, no, puesto que para ello hay juguetes para cada edad y etapa. Nosotros por ejemplo ahora hemos llegado a la de la pintura de dedos, yo estoy entusiasmada y mi niña mucho más, puesto que es una manera muy creativa de abrir su imaginación de enseñarle la multitud de cosas que puede hacer con sus manos, para ello tiene unas cuantas plantillas con dibujos varios que está aprendiendo a colorear, por ello es que procuro que de la mano de selfpaper no me falten botes ni colores. De nosotros depende que nuestros hijos disfruten ahora que son niños, que de nuevas tecnologías y de ataduras os aseguro que por desgracia van a tener tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *