10 errores comunes al usar las planchas de pelo

¿Usas las planchas de pelo habitualmente? En caso afirmativo, este post es para ti. Es probable que estés cometiendo alguno de los errores más comunes al usar una plancha. Es importante que los evites para no estropear tu pelo y perfeccionar su alisado. ¡Presta atención!

10 errores que cometes al usar tus planchas de pelo

No usas el champú y acondicionador correctos

Es verdad que ningún champú o acondicionador va a hacer que tu pelo quede liso por completo. Pero por otro lado, también es cierto que los productos indicados especialmente para pelo liso conseguirán nutrir y preparar tu melena para un acabado más liso. Por último, al salir de la ducha no seques tu cabello con la toalla a loco. Es mucho mejor secarlo con cuidado y hacia abajo.

>No usas protector del calor

Años atrás era un producto totalmente desconocido, pero su aparición ha marcado un antes y un después. Es un producto imprescindible antes de utilizar tus planchas de pelo, sobre todo si tu pelo está teñido o muy seco. El protector del calor lo hidrata para evitar que las planchas lo sequen y lo dañen. Aplícalo especialmente en las puntas y las zonas más dañadas, pero con cuidado de no usar demasiada cantidad.

Usas la plancha con el pelo húmedo o mojado

Es uno de los peores errores que puedes cometer al usar tus planchas para el pelo. Si al pasar la plancha observas vapor o escuchas un chisporroteo, debes parar inmediatamente de usar el aparato y secar bien tu cabello antes de volver al alisado. En caso de que el pelo esté completamente seco, puede producirse por un exceso de algún producto que hayas aplicado y el chisporroteo se deba a que estás hirviendo literalmente tu pelo en el producto. Es importante no abusar de la cantidad de producto.

No ajustas bien la temperatura

Es esencial que elijas la temperatura correcta para tu cabello y así conseguir un alisado perfecto y sin daños. Por esto, es muy importante elegir una plancha de pelo con regulador de temperatura. Si eliges una temperatura demasiado alta estarás dañando y secando tu pelo más de lo necesario y el resultado será un pelo menos brillante y con peor aspecto. Por el contrario, si eliges una temperatura demasiado baja tendrás que pasar las planchas de pelo más veces por cada mechón. Esto tampoco es bueno para tu cabello, como mucho debes pasar un par de veces la plancha por cada mechón. Por último, si tu pelo es fino o está muy castigado, debes usar tu plancha a una temperatura bastante baja si no quieres estropearlo.

No divides tu cabello en secciones

Seccionar tu cabello te ayudará a obtener un alisado perfecto. Además, evitará que al coger mechones gruesos haya partes de pelo que nunca lleguen a alisarse y otras estén en constante contacto con las placas de la plancha de pelo. La cantidad de secciones depende del grosor y cantidad de cabello.

No peinas bien cada mechón

Debes pasar un peine y quitar los nudos de cada mechón antes de pasar tus planchas para el pelo. Esto hará que el proceso de alisado sea mucho más suave y fácil. Evitarás pasar la plancha varias veces por el mismo mechón y obtendrás también un mejor acabado.

Haces demasiadas pasadas por cada mechón

Pasar la plancha de pelo demasiadas veces por cada mechón reseca y daña el pelo más de lo necesario. Como hemos dicho anteriormente, seccionar la melena, ajustar la temperatura de forma correcta y peinar cada mechón te ayudará a no pasar la plancha excesivas veces por el pelo. También es importante que prestes atención a la presión que ejerces con las placas. Si necesitas realizar demasiadas pasadas, puede deberse a que no empleas suficiente presión con las placas de las planchas de pelo.

Alisas el pelo directamente hacia abajo

Si alisas el pelo hacia abajo desde la raíz, posiblemente obtendrás un pelo demasiado lacio y pegado a la cabeza. Es mucho mejor coger cada mechón desde la raíz y alisar hacia arriba de la cabeza. Después debes girar un poco la muñeca para finalizar el alisado hacia abajo. De esta forma obtendrás un pelo con más cuerpo y más volumen.

Nunca limpias tus planchas de pelo

Para conservar tus planchas de pelo es importante que las limpies a menudo. Además, si usas productos antes del alisado, como por ejemplo protector del calor, pueden quedar restos y esto hará que tu alisado tenga un peor acabado. La forma de limpiar las planchas de pelo es muy sencilla. Primero debes asegurarte de que la plancha está apagada y que las placas están templadas o completamente frías. Después debes coger un algodón empapado en agua templada y pasarlo por las placas. También puedes añadir un poco de alcohol. Por último, puedes coger un bastoncillo para limpiar los espacios entre placas.

No usas la plancha de pelo adecuada

Puede que uses una plancha demasiado vieja o que simplemente sea la más barata que encontraste. Cualquiera de las dos opciones no es recomendable para la salud de tu cabello. Es importante invertir en unas planchas de pelo profesionales de buena calidad, que mantendrán tu cabello sano y te darán un alisado perfecto. Como ayuda en tu búsqueda, echa un ojo a las 10 mejores planchas de pelo profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *